Posted by Niko Ramone | File under :

Ir Lisiado No Es Delito.



Día: 25/07/97. Lugar: Cemento (Bs. As.) 
Ese día tocaban, en tan conocido y detestado antro, Fun People, Los subversivos y Redención 9-11 (Chile). Debido al calor, la falta de aire y el aburrimiento, decidí acercarme a la puerta con intenciones de salir a comprar un brebaje. A medida que fui llegando, vi como los encargados de seguridad palpaban y revisaban los bolsos de los que entraban, como si fuera una comisaría en lugar de un recital. En eso, estaban discutiendo un cerdo de seguridad y un pibe, al que le decían que para poder entrar tendría que dejar sus cadenas y tachas en la entrada. Él decía que si las dejaba se las robarían y que nadie se haría cargo si esto pasaría... Que si, que no, que entrás, que no entrás. A todo esto, otro de los cerdos le señaló los pies al pibe, donde tenía una hilera de clavos en punta tipo espuela versión Mad Max. 
La discusión ya tomaba más color y se agregaban más participantes: 
- Mirá los clavos que tiene este. No pibe..., con eso no entrás, vos te tirás del escenario con eso y matas a uno. 
( Un factor muy importante, el cual me motivó a escribir esta historia, es que el pibe estaba inválido, tenía muletas y por lógica no se le iba a ocurrir tirarse del escenario ni mucho menos). 
- Devolvele la plata - dijo un seguridad. 
- Eh vieja, ¿no ves que está inválido? ¿que así no puede joder a nadie?- acotó uno, que hasta el momento era un espectador como yo. 
-Yo conozco muchos lisiados que son mucho más hijos de puta que cualquiera, si él lastima a alguien, el responsable soy yo. - seguía diciendo el seguridad. 
-Esto es discriminación, te voy a hacer la denuncia- decía el pibe indignado. 
-Andá y haceme la denuncia! Qué si vas con todas esas cadenas seguramente te dejan guardado - decía otro seguridad, ya bastante enojado al ver que se iba acumulando gente y encima la gran mayoría pedía que lo dejen pasar... 
- No!!, no!!, tomá la plata y tomátelas! - el pibe agarró la plata y se fue con sus muletas como entró. 
Mi salida en busca de brebajes quedó frustrada, ya que no me dejaban salir y volver a entrar, y aunque lo hubiera echo, no me iba a salvar de la palpada. Afortunadamente, un amigo, que estaba cobrando las entradas, me pasó dos brebajes que habían sido secuestrados a alguien, que no tuvo en cuenta la "eficacia" de la seguridad de Cemento... A pesar de todo, a la media hora, me encontré con el pibe de las muletas dando vueltas por el interior del local, le pregunté como había echo para entrar, y me contestó, que ya ni te palpaban ni nada... ¿Dejaron de preocuparse los de seguridad por la integridad física de los presentes que dejaron entrar a este asesino en potencia? ¿Comprendieron que alguien que llevaba muletas no podía tirarse del escenario? ¿Temían que sus colegas y amigos de la comisaría 4ta. supieran que en Cemento se discrimina a los inválidos? Tod*s sabemos que el cerebro de la gente que se dedica a la seguridad es bastante reducido, por lo tanto, nunca sabremos porqué, después de tanto escándalo, este pibe entró como si nada (escándalo por demás innecesario, si tenemos en cuenta las circunstancias).





Danza Con Lobos Beer Party



Salimos desde la estación de Once rumbo a un cumpleaños/recital en Lobos (Prov. de Bs. As.) No sé porqué, pero esperábamos que cualquier cosa podría suceder esa noche, y así fue... 
Las bandas invitadas: Grosso Buitre, Loquero, Acidös Pöpulares y, ausentes con aviso, (Os Mocos y El cuervo); 80 pizzas que brillaron por su ausencia y ¡400 litros de cerveza! 
Y como si esto fuera poco, ¡todo era gratis! La noche transcurría sin mayores inconvenientes, cerveza va, cerveza viene, gente que entraba y salía del lugar, ya que no había baños en el local, cualquier rincón venía bien para desagotar y ¡poder seguir bebiendo!. Tocó Loquero, mucho pogo, mucho calor, la cerveza seguía rolando y ya se notaba en el ambiente una euforia etílica... 
Siguió Grosso Buitre con su cantante disfrazado de bruja o algo así, descargando un punk rock básico, pero entretenido. La comisión propaganda de Acción Antifascista aprovechó para escrachar con aerosol las paredes del local y alrededores... 
La cerveza seguía rolando. No me acuerdo el número exacto, pero habría aproximadamente 80 personas adentro del local y otras tantas en la puerta, sin contar los que entraban a agarrar todas las botellas que podían y se iban vaya a saber dónde. Me animaría a decir que todo el que estuvo dando vueltas por Lobos esa noche, se tomó aunque sea un trago proveniente de esta fiesta. 
Nos tocó el turno a Acidös Pöpulares, la gente se divertía bailando (otr*s, porque no decirlo, se dejaban llevar por la masa ejecutando extraños pasos de baile, incentivados por la cerveza ingerida). Mientras que adentro del local la fiesta estaba a pleno, afuera comenzaron los disturbios, algunos que pasaron no perdieron oportunidad de pudrirla. No tengo idea de cual fue el motivo de la pelea, pero no fue nada alarmante considerando la cantidad de gente que circulaba por ahí y la cantidad de alcohol que también circulaba por ahí. Podría haber terminado en una verdadera masacre, si a alguien se le hubiese ocurrido empezar a arrojar por los aires las 400 botellas que, estaban ahí esperando que hagan de ellas lo que se les ocurriese. Que por suerte no se le ocurrió a nadie. 
Como no podía faltar, algún "buen vecino" avisó a la policía, que no tardó en llegar. Dentro del local la gran mayoría no estaba ni enterada de lo que ocurría afuera. De repente, nos dijeron que cortáramos la música porque afuera estaba lleno de policías El pánico se apoderó del lugar donde estaban: los que querían salir a ver a quién se habían llevado, o simplemente saber qué acontecía; los que no querían salir y que la fiesta continuara como si nada; los que ya estaban en un estado que daba lo mismo y qué llegue quién llegue... 
Entre gritos y discusiones varias se llegó a un acuerdo: que salga toda la gente, que si nos llevaban, que nos lleven a todos. 
En la puerta, los ratis habían formado una especie de "puente chino", de manera que ni bien uno salía, ya lo agarraban de donde sea, y si se resistía un poco, ni dudaban en ponerle unos golpes. A pesar de que muchos fueron detenidos, les arrancamos de los brazos a algunos compañeros, que entre forcejeos, intentaban librarse de los cerdos. Entre los que quedaban se organizó una especie de cuadrilla de rescate y así fue que todos marchamos hasta la comisaría, que quedaba a cinco cuadras del local (menos Loquero que prefirió refugiarse en el local). Una vez en la puerta se improvisó una protesta/manifestación. Libertad a los punkis presos, fue la consigna principal, pero también hubo otros cánticos que ya no recuerdo. Los policías que entraban y salían de la comisaría, miraban totalmente desconcertados los hechos. La gente no perdió oportunidad de insultarlos y pedirles cigarrillos de mala manera. De repente, uno de los manifestantes comenzó a patear el espejito de un coche estacionado en la puerta de la comisaría. El policía que estaba haciendo la guardia en la puerta, lo único que le dijo fue: "¡eh, flaco, no te pases que tus amigos ya van a salir!" (¿!). Mientras que afuera intentaban hacer creer su imagen de "Al servicio de la comunidad", algunos compañeros contaron, qué hasta picana les dieron, por el único delito, de asistir a un cumpleaños. 
Como mucho la manifestación habrá durado tres horas, que fue el tiempo que los tuvieron detenidos, una vez que todos salieron volvimos al local donde todavía quedaban unas cuantas botellas. Los pocos presentes se acomodaron como pudieron y se tiraron a dormir ya que la noche no daba para más...Al otro día algunos fueron a acampar a la laguna de Lobos y el resto volvió a sus respectivas casas.






Todos Pelados Na Praia



Porque no somos tan mugrientos como temen ni tan pulcros como desean, un puñado de punks nos fuimos a bañar a una desolada playa -Campeche/Florianopolis/Brasil. Guerras de arena, intentar surfear, tragar agua salada y las típicas actividades playeras... Uno de los nuestros decidió que su short lo incomodaba y se lo saco, otro que ya se había cansado de nadar se lo llevo para dejarlo junto al resto de la ropa que estaba a no mas de 20 metros de la orilla. Aunque la playa era casi un lugar paradisiaco sobre todo por la ausencia de turistas, los fastidiosos bares y su fastidiosa música no estabamos tan solos como creíamos... 
¡Los ojos de la moral y las buenas costumbres estaban al acecho de algo que los incomode y horrorice, ese "algo" obviamente fuimos nosotros!. Todo seguía como cualquier tarde de infernal verano hasta que otro de los nuestros ya semi-derretido por el calor decide bañarse, al no tener ni short ni calzones se fabrico una especie de pañal con su remera -D.I.Y. ¡Hazlo tu mismo! Parte de la cultura punk aplicada en todo momento y circunstancia- y ahí fue cuando la moral y las buenas costumbres personificadas en 7 u 8 gordos de 40 años aprox. armados con palos con clavos en las puntas y hasta un machete hacen su aparición en escena y comenzaron a empujar a "pañal", desparramando toda nuestra ropa con sus palos, como si esto fuera poco no paraban de gritar (solo 2 de nosotros eran brasileños, por lo tanto mas desconcertados estabamos el resto que no entendíamos nada de lo que decían, pero sus palos demostraron que existe un idioma universal, que no era el Esperanto precisamente...). Todos salimos del agua para ver que ocurría y comenzó una discusión en ingles/portugués/español (ya que había gente de diferentes partes de América y para dejar bien claro que los punks somos ciudadanos del mundo, sin fronteras ni barreras lingüísticas que nos limiten -¡no siempre obviamente!). 
Los gordos moralista querían que nos fuéramos de esa playa y no solo no pararon de amenazarnos con sus palos que encima ya no eran 7 u 8 ¡sino 15 o más!... Como el punk no solo existe sino que también resiste, nos quedamos todos juntos alrededor de nuestras ropas y los gordos moralistas a 50 mts. esperando nuestra retirada. Habrá durado media hora el intercambio de miradas cargadas de odio de ellos a nosotros y de nosotros a ellos, porque a pesar de que nos tacharon de pervertidos, sabíamos que nuestra lucha era valida, -Nacemos desnudos y morimos desnudos- dijo sabiamente uno de los nuestros. 
Por una cuestión de principios no nos fuimos hasta que no se fueran ellos, que tampoco se fueron solo se alejaron un poco mas que antes... 






¿Punks Amigos De La Policia?



Te contaré una historia, esto pasó en la Argentina, aquí ganamos el mundial, aquí perdimos... la vergüenza!, así comienza esta historia en forma de cuento, quien nunca haya estado en un recital de este estilo quizás ni me crea, y quien si seguro que considerará que hay cosas mucho más importantes por contar... vayamos a los hechos, resulta que tocaba 2 Minutos en Die Schule (pleno corazón de Bs. As., a dos cuadras de la Central de policía) nosotr*s después de algunos pequeños inconvenientes con los azules, que se venían repitiendo desde el jueves (este episodio sucedió un sábado) llegamos a la puerta del lugar donde no habría mas de 15 personas por los alrededores, mientras pasábamos el tiempo, saludando gente y haciendo las típicas giladas que se hacen en las puertas de los recitales, sentimos como una especie de terremoto se acercaba hacia nosotr*s, de repente se abre la puerta y sale corriendo un crestudo (o joven punk) y seguido de él, un supuesto skinhead (supuesto porque a esta altura de su vida se lo puede acusar de cualquier cosa menos de skinhead, no importa quien es, lo conozco y puedo decir que a pesar de algunos desordenes mentales es buen tipo), hasta el momento no paso nada del otro mundo, corridas, insultos, bolsas de basura que volaban por ahí... a los 10 minutos vuelve el supuesto skin agitado y renegando del punk que había logrado escapar, entro nuevamente en el recital y todo seguía como de costumbre... hasta acá es la típica historia de recitales, pero no! Ahora viene lo mejor... Una vez que ya habíamos olvidado lo ocurrido (15 minutos después del incidente) aparece repentinamente un patrullero, estacionándose en la puerta, ya pintaba el clásico "taza-taza todos para su casa!", pero para sorpresa de todos los presentes de la patrulla se baja el punk gritando- ¿Donde esta el facho?!, que venga a pegarme ahora que vengo con los ratis ¡! (los dos policías que se bajaron al mejor estilo '76, machete en mano se miraban sorprendidos por las cosas que gritaba este zángano) -Que venga el skin, que le pegue a los ratis si es pulenta ¡! y demás gritos que no vienen al caso... el skin obviamente no salió y a tod*s l*s que estaban por ahí les dijeron o entran o se van!. 
Conclusión nos fuimos por ahí hasta que se fueron los yutas.. ahora dejo que piensen en esto, ¿Desde cuando la policía ayuda a los jóvenes amedrentados por los fascistas? Tod*s pensamos que venían a buscarlo para llevarse a los dos, pero en realidad al único que querían era al skin, ya que el punk seguía molestando por ahí, y acá va lo de que acá perdimos la vergüenza como decía mas arriba, ¿Desde cuando un punk (cresta parada incluida) le va a pedir ayuda a los policías? El punk pretendía poner como excusa que nadie salto por él ¿Somos todos punks o no somos punks? Yo estoy solo y nadie salto- decía... 
(el skin también estaba solo si era por eso) no quiero hacer mas preguntas porque sé que no hay respuestas... se viene una nueva generación de punxs amigos de la yuta? Esto es cómico o extremadamente triste?





Nofx y el proletariado


Continuando con lo prometido de publicar hechos insólitos relacionados con el mundillo punk, acá va un nuevo capítulo para reír (o llorar?) ... Resulta que tocaban los NOFX en el Parque Sarmiento (en una punta de la ciudad, bastante alejada de donde nos encontrábamos nosotr*s) llegábamos a donde seria el show propiamente dicho ya que el parque tiene 3 o 4 manzanas de longitud; Y el recital era en algo así como un gimnasio techado-cercado y ultra vigilado en el centro del parque... antes de llegar a la puerta, a la vuelta de la entrada, nos encontramos a tres individuos con actitud sospechosa, que nos dicen - Trepen esta pared que por acá se puede colar! Nosotros sin pensarlo demasiado ya estabamos los 17 que éramos trepando el muro, caminamos por un pasillo todo oscuro, como unos 100 mts. y se veía una puerta de donde ya se escuchaba el ruido, de repente se sienten ruidos que sonaron como tiros (aunque en realidad era una chapa que al retumbar sonaba de manera amenazante) y aparecen cuatro tipos de seguridad con aspecto más amenazante todavía... gritos todos a correr por el pasillo, algunos incitaban a quedarse en el lugar pero fueron ignorados y tuvieron que optar por seguir a la manada e huir, algunos treparon el muro como pudieron, otros se escabulleron por los rincones mas oscuros y otros (los menos) cumplieron la misión y lograron entrar al recital... otra vez afuera del muro hicimos el recuento y vimos que faltaba uno que se lo había visto por ultima vez en la corrida, pensamos lo peor. pero resulto que conocía a uno de los tipos con aspecto amenazante de cuando el hoy policía sin placa era punk!.... ya con la moral un poco mas baja fuimos a la entrada donde enseguida hicimos la amistad con el resto de la gente que pretendía entrar sin entrada ni pagar un peso por ella, al ver que nos empezábamos a organizar (¿) salieron cinco o seis tipos de esos con aspecto amenazante, calculen que cada uno de ellos equivalía a cuatro de nosotros... un par de discusiones, alguna que otra piedra o bolsa de basura de nosotros hacia ellos, insultos por demás originales como: - Gordo, chúpale la pija a Godzilla! / eh Hulk Hogan / nosotros no somos anarquistas, somos la clase baja (¡) los que no se dejan coger por el patrón como vos gordo/ y algunos cánticos tipo Oi! Oi! Oi! Por el culo te la doy! Sin hacerse esperar demasiado aparecen como diez mas de esos con aspecto amenazante formando tipo una barrera de mastodontes de brazos cruzados y caras de "pendejos denme una excusa para demostrar que no fui al gimnasio al pedo"; no sé ni como nos fuimos como si fuera un malón gritando y saltando hacia donde habíamos intentado entrar en un principio, en esas alguna mente iluminada grita el que no salta es un skin desatando un pogo de 30 personas, ridículo pero divertido... llegando a donde comienza la historia, algunos empiezan a patear una puerta de chapa, mucho ruido y pocas nueces como quien diría ya que seguíamos tan afuera como siempre con el inconveniente de que ya estabamos en la mira de todos los de seguridad que al parecer ya habíamos logrado irritar,... gritos de ambos bandos, Baja skin puto! Este parque lo construyeron los obreros, fue hecho con nuestra sangre la de los explotados (originalidad no faltaba a la hora de insultar). Viendo nuestro segundo intento (que en realidad era el tercero porque cuando fuimos a la puerta después de la corrida algo se intento pero al ver tanta seguridad cambiamos los planes de entrar al recital por arruinar el recital molestando a la mayor cantidad de gente que este involucrada en su organización) volviendo nuevamente a la puerta seguían los cánticos esta vez eran -anarkia! Anarkia ¡ (como quien gritaba por un equipo de fútbol, nosotros los 17 del principio, nos mirábamos tratando de ver si todo lo escuchado y visto era real o una alucinación adolescente. Otra vez en la puerta con los ánimos caldeados (de ambos bandos aunque los tipos con aspecto amenazante que esta vez no eran menos de 15 ya estaban dispuestos a utilizar su único idioma - la violencia) mas corridas, gritos, mientras los seguridad corrían algunos otros aprovecharon y se mandaron, algunos lo lograron, otros como yo salieron disparados bajo una lluvia de trompadas, comenzaban las bajas en nuestras filas, en este pequeño incidente alguien aprovecho y le desinfló dos ruedas a la camioneta de NOFX y le abollaron a patadas el auto a uno de los de seguridad... logran dispersar a la gente y uno de los de seguridad cumpliendo con su labor... de botón!... le avisa a su compañero que le habíamos roto el auto, el dueño ya completamente sacado empezó a buscar al/los culpables, su amiguito le marcaba a los supuestos culpables y el otro los iba desmayando a trompadas, 3 bajas mas a nuestras filas, alguien intento cambiar los ánimos de manera pacifica y un cerdo le grita - Vos quien sos el Che Guevara? Rematándola con: - ¿De que la van pendejos? De punks? Uds. ... son mugrientos! Y merecen que los tratemos así... siguieron un par de incidentes aislados y a los 20 minutos termina el recital dejando salir a gente que ni se entero que afuera se vivía un clima bastante diferente al que proponía el afiche del recital " 2 días de skate- diversión -punk y cervezas" (o alguna estupidez semejante) al parecer quien no tuviera 17 dólares para pagar la entrada merecía ser exterminado perdimos una batalla pero no la guerra.






La palabra de Dios difundida por ex-punks



Después de un largo y aburrido día feriado (que para colmo llovió durante casi todo el dia, también el día anterior y el anterior!, en síntesis: un fin de semana de mierda) nos encontrábamos no más de 10 punks en el ya famoso Kiosko de Viru´s (que en realidad se llama La Fortaleza, pero para nosotros mudo su nombre desde el momento en que Viru pasa la mayor parte de su vida en esa esquina...). Volviendo al tema, todo indicaba que esa noche seguiría siendo tan decadente como las anteriores, quizás lo fue también de alguna manera pero no podemos dejar de contar esta historia que lleva el extraño título de : 
La Palabra de Dios difundida por Ex punks, neonazis y viejas deformes! 
Mientras perdíamos el tiempo vimos como por la vereda de enfrente pasaban tres personas que nos miraban de modo raro (no nos llamo demasiado la atención ya que mucha gente "mira raro" cuando ven un punk o muchos de ellos reunidos) a medida que se alejaban, vemos como uno de ellos tenía dibujada con fibra en su espalda una horrible cruz svástica, uno de nosotros le grito:- Eh, eh facho! Hacete cargo, facho!!!., el gordito secuaz no sólo se hizo cargo por la campera de su amigo sino que encima se dirigió hacia nosotros rápidamente, lo seguían sus aliados (una vieja asquerosa llena de arrugas, que se le caían los mokos, de no más de 1.50 mts. de estatura con la biblia bajo el brazo y el otro mutante vestido con equipo de gimnasia, un chaleco de jean cubriéndolo- donde tenía la svástica- y un palo largo que usaba como si fuera un bastón, que más tarde demostró que no sólo no era rengo sino que esa era su arma!). 
Al verlos de cerca nos dimos cuenta que no razonaban correctamente, comenzaron a decir montones de incoherencias entre ellas que ellos también fueron como nosotros pero que ahora salieron a divulgar la palabra de Dios (¡¡??) así fueron desviando la conversación hasta llegar a decir que ya fueron punks y que una vez uno de ellos (el que más hablaba y quien comenzó toda esta historia ya que se hizo cargo por la svástika de su amigo) decía que una vez le rompió la boca al dueño de Cemento, este es un conocido antro de buenos aires donde tocan bandas de rock, mucha gente ajena al punk cree que ese lugar es punk por la simple razón de que a veces tocan bandas de este estilo ahí, pero a decir verdad a esta altura no sólo no tiene nada que ver con el verdadero punk sino que es una de las principales culpables de la domesticación de nuestra cultura y que cientos de punks -sino fueron miles, ya que este lugar existe hace años - hayan pasado sus noches en la comisaria de la zona (me incluyo en la lista). También tienen todo un entorno completamente despreciable... podría usar todo el fanzine hablando de este lugar pero sigamos con la historia. 
Nuestro amigo (el que le gritó en un principio y quien mantenía un intento de dialogo con estos desquiciados) le dice: - A mi no me hables de cemento, ni de su dueño porque es un capitalista cerdo y si le rompiste la boca la verdad te felicito y bla, bla, bla... Y entonces el gordito comenzó a irritarse siguiendo con el típico discurso del tipo " ¿Qué saben ustedes de punk?¡pendejos!, cuando yo era punk... etc." Palabra va, palabra viene se iban alejando pero cada tres pasos que daban para atrás daban un paso para delante acercándose cada vez mas para enseñarnos sobre el punk. En el momento pico de la discusión dice: "porque yo fui uno de los primeros en ver la película de los Sex Pistols" entonces nuestro amigo le responde: "Andate a la mierda vos y los sex pistols que fueron los primeros en vender al punk" el gordito enloqueció (aun más!?) mientras gritaba quitándose la remera sin importarle los cinco grados que había de sensación térmica y entre más gritos e invitaciones a pelear pateó un auto que había ahí estacionado, al instante comenzó a sonar una molesta alarma como sino alcanzara con el quilombo que armaba el gordito (hay que tener en cuenta un factor importante: en esa misma esquina hay una comisaría por lo tanto en todas esas calles esta infectado de policías, entonces antes de armar cualquier relajo hay que medir las consecuencias). El gordito viene corriendo y le pone un 1, 2, 3 en velocidad media a nuestro amigo que por suerte supo cubrirse evitando todo posible contacto, el otro bastardo gritaba: "Yo uso esto (se señalaba la svástika) porque me la aguanto" y comenzó a pegar palazos al suelos, haciendo extraños movimientos tipo karateka (afortunadamente no tenían idea de cómo manejar un palo en combate) y la horrible vieja que no sé que gritaba, a pesar de lo confuso que resulto todo esto no habrá durado más de un minuto, y ahora si se alejaban sin parar de gritar e insultarnos... Antes de llegar a al esquina, como era obvio que ocurriría al tener la comisaría a cinco metros, los interceptan dos policías y la vieja muy descarada gritaba que la alarma del auto sonaba cuando nosotros les pegamos (¿¿??) y lo tiramos contra el auto... ahí quedo demostrado ese dicho de que la mentira tiene patas cortas (recordemos la altura de la vieja). Enseguida llego una patrulla, sirenas y escándalo incluido, a ellos los llevaron caminando hacia la comisaría (estaban casi en la puerta) y para nosotros vinieron a hacer unas preguntas de rutina, que le dicen, ya que sabían bien como fue todo si lo vieron desde su apestosa ratonera.






La noche que conoci a lucifer



El squatt kaäzaä es un lugar extraño, donde acontecen cosas extrañas, o por lo menos en su momento parecen extrañas… 
Como aquel día en que me desperté temprano y cuando fui al baño a mear descubrí una excursión de chicas de 15 años que se escaparon de la escuela especialmente para conocer 
" la casa de los punks". 
Una noche de miércoles con lluvia, sin absolutamente nada mejor para hacer que dormir y olvidar lo decadente de nuestras vidas, aparecieron tres lindas chicas preguntando tímidamente si podían entrar a dar una ojeada al kaäzaä. Al darse cuenta que podían, invitaron dos imbéciles que estaban con ellas (el primo de una, más su estúpido amigo). Después, como si esto fuera poco, se sumaron tres viejos borrachos, que ellas conocieron en el camino cuando fueron a comprar pinga!. Lo peor fue que, uno de estos viejos agarró la guitarra y empezó a cantar todo tipo de incoherencias, haciendo con ella cualquier cosa menos, tocarla adecuadamente. Y su compañero, todavía más borracho, se hacía el "presentador" intentando convencernos de que su amigo tocaba bien… 
Ni hablar del primo de las chicas y su estúpido amigo que no paraban de decir: 
- ¡Nosotros también somos re-locos! (insistiendo a cada rato con que, "si teníamos crack/cocaína o marihuana", afirmando que ellos siempre tenían algo encima, pero en ese momento se les había acabado). De cualquier manera, no parábamos de preguntarnos, por qué no los echábamos a las patadas, por qué sin exagerar, a cada minuto sumaban puntos para recibir un re-acomodamiento de ideas! 
- Somos punks, pero tenemos nuestros principios…, fue la frase que les demostró que estaban en el lugar errado. 
Era otra noche de esas donde todo indicaba que lo mejor que podíamos hacer era dormir de una vez! Estábamos reunidos en la sala, algunos dibujaban, otros hacían artesanías, tocaban la guitarra y hacían otras actividades que enriquecen la cultura punk. Cuando uno de los presentes comenzó a gritar: 
- ¿Porque me miran? Detesto que me miren, detesto, detesto!... 
Como nadie lo estaba mirando, cada cual continúo con lo suyo ignorando por completo la reacción de este individuo. No pasó ni media hora que empezó a gritar de nuevo, sólo que esta vez me miraba a mí fijo y ya quedaba claro que el problema era conmigo… 
Tengo que aclarar que en ese momento había muchas palabras y expresiones del portugués que no entendía directo, pero enseguida interpretaba la idea de lo que me estaban diciendo. El resto de los presentes me aconsejaban no darle importancia, ya que él es medio loco, "ya está 22", decían los otros. 
Las aguas se calmaron y finalmente fuimos a dormir. El "22" (como lo vamos a llamar de aquí en adelante) se asume como hippie punk o hippie anarquista, aunque su imagen es completamente hippie, con el detalle a destacar de tener el rostro siempre pintado de distintos colores (¿!). Lamentablemente, "22" empezó a gritar todo tipo de giladas contra mí, mientras intentaba dormir en la biblioteca (una pared de madera de 2 cm. de espesor divide la sala de la biblioteca, por lo tanto todo lo que se diga en la sala se escucha perfectamente del otro lado). 
Confieso que en un principio me causaba gracia la situación, me reía por dentro, con el pasar de las horas, "22" se convirtió en mi peor pesadilla!! No paraba de gritar cosas como: "¿Quién es este punkito de mierda? El no es punk! Es un metalero que se cortó los cabellos y ahora dice que es punk (¡!?); quiero que llames a tus padres en Argentina y les digas que me tenés que dar R$ 1000 (reales, la moneda de Brasil) y un pasaporte porque YO SOY LUCIFER! LU-CI-FER!! Y te voy a matar, mañana te voy a matar, como ya maté al PAPA en el vaticano (…) ahora no, porque yo respeto la casa de los punks, pero mañana si te cruzo en la calle no respondo por mí, soy lucifer y te voy a matar." 
No sabía como reaccionar a todo esto, las opciones eran: vestirme de nuevo y quebrarlo, pero como ya eran las 4 de la mañana, una pelea a esa hora despertaría a todos y dejaría un clima tenso en el lugar o; esperar a que se canse y pare de gritar. Optuve por la segunda opción, pero estuve hasta las 6 de la mañana pensando que, la primera hubiese sido lo mejor!. 
"22" comenzó a descargar su odio contra un oso de peluche gigante, al que bautizó "osito de la patagonia" (según él se parecía a mí), dándole unos palazos con una madera en forma de espada que él mismo había fabricado. (Hay que admitir que tenía habilidades con las artesanías…) Por momentos pasaba su "espada" por la pared de la biblioteca, diciendo que en cualquier momento entraba y me mataba y que si quería podía salir con mis "borceguitos" para luchar con él, que estaba descalzo, pero tenía su espada!. 
Ya estaba amaneciendo y finalmente "22" se durmió, pero como él mismo dijo, si una noche duerme bien, después puede pasar 3 o 4 días despierto! (infelizmente para todos los que estábamos en la kaäzaä, él había dormido 15 horas el día anterior). 
Entonces, a las 8 de la mañana comenzó su show otra vez… 
- Soy lucifer y voy a matar al osito de la patagonia, quiero mi pasaporte, ese punkito de mierda vino de la Argentina especialmente para matar a mi hijo (¡?). 
Esta vez no sólo gritaba en la sala, sino que iba andando de una punta a la otra del squatt para quedarse finalmente en el patio, donde agarró la guitarra y empezó una canción de 2 notas que duró más de una hora sin interrupción (la letra estaba improvisada y trataba de la Ayahuasca, o de cómo iba a matar al osito de la patagonia). 
Después de dos horas de gritos, palazos, música y más gritos, decidió callarse… 
Fui al baño y al ver que no podría volver a dormir, decidí salir de ese infierno situado en el barrio de Boqueirâo. 
Más tarde, cuando me encontré con los otros que habían presenciado el show de Lucifer, decían que no reaccionara violentamente contra él porque "22" ya estaba loco de tanto cucumelo que bebió y que tampoco tomara en serio nada de lo que decía… 
No estaba muy convencido de no darle sus merecidos golpes, sobre todo considerando que no había podido dormir más de tres horas de corrido y que tuve que escuchar todo tipo de agresiones por nada, pero hice una excepción… 
Al otro día, encontré a "22" y me dio la mano serio, como esperando algo malo de mí, pero como, estaba medio apurado yendo a un show al cual entraría gratis si llegaba rápido, lo saludé como si nada pasara. 
Al día siguiente, "22" aparece nuevamente y me dice: 
- Discúlpame osito de la patagonia, ya sabés que estoy loco, que a veces digo cualquier cosa, no tomes en serio las estupideces que digo… 
Al ver que "22" a pesar de haberme amenazado de muerte dos días antes, se había arrepentido, no le guardé remordimientos y le dije "sí, ya me dijeron que estás loco, que no tome en cuenta lo que decís, no hay problema…."





Nuevo fundamentalismo hippie



Decidimos atravesar caminando la cara Este (la que da al oceano) de la isla de Florianopolis /Brasil. Nos internamos con nuestras enormes mochilas en caminitos de arena que subian y bajaban por los morros, librando una batalla a muerte con los mosquitos y otras trabas que nos ponia la madre naturaleza en el camino (como en el libro de P. Coelho, Diario de un Mago). Pasaron 4 dias desde que salimos a la aventura, una chica quedo en Barra da lagoa y otra pareja se nos sumo ahí mismo. Pasamos 2 o 3 dias durmiendo en una casa en construccion, comiendo lo que un tenedor libre gentilmente nos daba, vagando por ahí y continuamos el viaje. Llegamos al siguiente destino, Lagoa da Concepcâo, ya de noche y con lluvia, para rematarla no teniamos donde dormir ni conociamos a nadie que nos pudiera alojar!. Nos instalamos bajo el techo de un supermercado, compramos algunas cosas para comer y enseguida uno de los empleados comenzo a regalarnos frutas machucadas al darse cuenta de cual era nuestra situacion. Entre relampagos se aparecio uno al que apodaban "el Brujo" (a pesar de su aspecto de desquiciado, su cara tatuada y sus delirios misticos, nos cayo simpatico, sobre todo cuando nos invito a dormir donde el paraba -la entrada de un resturant justo enfrente de donde estabamos sentados-). La unica condicion era despertarse a las 7 de la mañana antes de que lleguen los dueños, no era lo ideal pero si lo unico que teniamos en ese momento, aceptamos. 
La tormenta paso junto con la noche. Desperte y ya salimos a conocer un poco el lugar, a las pocas cuadras, un grupo de jipis nos saludan invitandonos cerveza, descubrimos que el mas amistoso de ellos a pesar de querer ocultarlo en un principio, era uruguayo (por eso dominaba los 2 idiomas). Este nos invito a exponer nuestros "trabajos" junto a los de el (en ese momento nos dedicabamos a los tattoo de henna, otros con mas profesionalismo estatua viva, malabares y ese tipo de cosas...). Tuvimos un buen rato de convivencia pacifica, hasta que una de las jipis, apodada "La India", una vieja chamuscada que fumaba tabaco tras tabaco, comenzo a insultarnos camufladamente al creer que observabamos sus collarcitos con intencion de copìarla (¡?), le explicamos que nada mas alejado de la realidad, que ninguno se interesaba por las artesanias pero el clima quedo tenso entre ellos y nosotros. El jipi Uruguayo quedo como en el medio de la discusion, entendia que no ibamos a copiarle sus mierdas y a su vez no podia ponerse en contra de sus compañeros por defender a "unos gringos". Todo quedo ahí, o mas o menos... 
Fuimos a dar unas vueltas por la zona, con el pasar de las horas ya ninguno recordaba esta discusion. 
Volvimos y empezamos a armar nuestros "puestitos", algun que otro jipi nos miraba mal, pero no decian nada, pasaban las cervezas y la cuenta regresiva contra nosotros comenzo nuevamente... Otra jipi, bastante mas joven pero igual de fea y pelotuda que su amiga "La India" ataco con gritos a una de las nuestras por llevar una minifalda (¡?) alguno de sus argumentos cargados de moralismo eran : Aca muchos estamos casados ahí esta mi marido y te mira las piernas... Si queres trabajar aca tenes que usar polleras como esta (las de bambu hasta los talones, las tipicas de las jipis)... NO estas en la playa... etc. 
No, no estabamos en la playa solo a unos pocos km de ella, una zona turistica donde lo mas comun en verano era pasearse en bikinis o en shorts. 
La verdad esta fue su estupida excusa para que no expusieramos nuestros trabajos al lado de ellos, pensando que le quitariamos clientes...La discusion siguio con altibajos pero era obvio que esa esquina estaba dividida entre ellos (una amplia mayoria) y nosotros (todos los extranjeros, no mas de 5 o 6, y el jipi uruguayo que jugaba de local pero se puso de nuestro lado). 
-Este es mi Pais! Y si no hablas mi lengua no me hables, a mi hablame en guarani! (decia La India), -Uds. No son malucos de BR (seria algo asi como jipi de las rutas).-Uds. Son punks y aca esas ideas no tienen nada que ver!, vuelvan a batallar su espacio a su pais! -decia la otra gordita jipi, y un sin fin de reflexiones xenofobas e incoherentes. En medio de todo esto, algunos jipis tocaban la guitarra y cantaban, seguian circulando las cervezas y sus hijos abandonados a su suerte esquivando autos y personas que pasaban por ahi mientras las madres jipis fumaban/bebian y nos insultaban pero se horrorizaban ante una minifalda. 
Discutimos un buen rato, al notar que no entraban en razon dejamos de "gastar polvora en chimangos" y cruzamos al bar de enfrente invitados por el jipi uruguayo, apagando la bronca con cervezas y luego cachaça. Pasamos la noche maldiciendo a esos jipis (no descartabamos la idea de golpearlos, pero eran muchos mas y al no tener un domicilio estable la policia nos encontraria al instante). Al otro dia despertamos juntamos nuestras cosas y antes de arrancar compartimos un desayuno con "El brujo" y sus borrachos amigos (uno con la cara ya roja del alcohol) quienes improvisaron un show musical al estilo Broadway cantado y bailado por los 3, lejos lo mejor que vimos en este balneario... 
LA VENGANZA 
Casi un mes despues me encontraba junto con los amigos street punk en el centro de Curitiba (Estado de Parana, a unos 300 km del episidio nombrado). Tenia la sensacion de que tarde o temprano volveria a ver a esos jipis y podria devolverles su generosidad... mirando a la gente que circulaba reconoci a 3 de los jipis implicados, que se acercaron a preguntarle algo a uno de mis amigos y se fueron rapidamente sin darme tiempo a nada, explique lo ocurrido y todos accedieron a ayudarme, pero al estar en la esquina que ellos trabajan desde hace años, en pleno centro de Curitiba llena de camaras y policias decidimos esperar al anochecer y caerles a la plaza donde todos los jipis se juntan a vender. Y que la devolucion de generosidad sea "total"... mis amigos habian tenido la misma secuencia con estos jipis (o otros similares) en el mismo lugar el año anterior (no solo querian imponer su falso moralismo sino que encima se creian los dueños del lugar). 
Frustrando nuestro ataque a las 2 horas nos enteramos que hubo una redada policial en la plaza de los jipis, llevando preso a casi todos y expulsando de la ciudad al resto, lamentablemente nunca mas los volvi a ver. 
Se que tarde o temprano nos cruzaremos en algun maldito lugar...






Todos los dias pueden ser una fiesta



Sin la esperanza de encontrar gente y con la certeza de ir al pedo, nos dirigimos a la plaza del congreso era un viernes y como mucha gente sabe los viernes se realiza en esa plaza la feria del fanzine, un lugar donde se venden zines/prod. independientes, están l*s editores y bla, bla, bla... Si bien sabíamos de antemano que si llueve se suspende fuimos igual, sin importarnos demasiado que el cielo estuviera negro como las aguas del riachuelo, ya llovía, no mucho pero si lo suficiente como para que en la plaza no estuvieran ni las estúpidas palomas... debido a que no queríamos estropear nuestros instrumentos (unos tamborcitos de percusión, una armónica y nosotros mismos) nos fuimos a refugiar bajo el techo del cine de enfrente. Una vez acomodados estratégicamente comenzamos con la función... Percusión, la armónica totalmente disonante con los tambores pero no por eso menos atractiva y el plato fuerte... danzas exóticas a cargo del Zaro de América (cabe aclarar que no había nada planeado y que el show surgió espontáneamente a causa del aburrimiento y la desilusion de no encontrar nada ni nadie) Alguien dijo alguna vez que la música calma a las fieras pero esta vez las atrajo! Un puñado de punks tan desubicados como nosotros se unieron a la orquesta aportando gritos (sapucais), aplausos llevando el ritmo y algún que otro paso de baile... la gente que pasaba por allí miraba desconcertada el extraño espectáculo, al ver que para mal o para bien llamábamos demasiado la atención decidimos poner una gorra frente nuestro, para saber si alguien podía contribuir a la causa y mantener en estado (etílico) a la cultura punk!! Por más increíble que parezca en menos de media hora ya teníamos 2.50 $ los cuales fueron invertidos sabiamente... porque eso de darle a los tamborcitos seca la boca... al rato se sumo otro bailarín desconocido pero este no solo danzaba sino que encima cantaba en su propio idioma! ( era una mezcla de portugués y español más palabras indefinidas que uno pronuncia solo cuando bebió demasiado!) El tipo en si era un show aparte, encima llego bailando desde la esquina sacudiendo una botella de cerveza, motivo por el que creo yo, enseguida fue aceptado por la orquesta... mas allá de sus dotes artísticos, que también los tenia no lo vamos a desmerecer... el escándalo iba tomando color y uno de los que trabajan en el cine salió a pedirnos amablemente que nos retiráramos porque se escuchaba desde adentro y la gente había pagado 7$ para ver la película y no para escucharnos a nosotros!, obviamente esto nos incentivo a tocar con mas ganas, el brebaje seguía circulando, gente seguía apareciendo... lo que en un principio parecía ser una tarde de mierda termino en una "improvisada" fiesta. Otra vez el viejo del cine, pero esta vez diciendo que si no nos íbamos llamaría a la policía y tocaríamos los tambores en la comisaria, etc. Tocamos un poco mas como para demostrarle a ese viejo que sus amenazas no iban a destruir nuestro "arte", como ya no estaba siendo muy rentable esa calle la orquesta entro en asamblea y se decidió seguir expandiendo nuestra cultura en algún lugar que este un poco mas transitado... 
Acto II 
Que mejor lugar para mostrarle al mundo la cultura punk que las puertas del Centro Cultural San Martín!, allí nos instalamos. La orquesta incorpora dos nuevos instrumentos: Un tacho de basura y un cartel de prohibido estacionar, que sin exagerar, se escuchaba desde 4 cuadras... el barullo ya estaba perdiendo su calidad artística para transformarse en una bola de ruidos y gritos, a tal punto que la gente que pasaba por ahí en vez de colaborar con la causa, se tapaban los oídos y apuraban el paso... pegado al Centro Cultural había un teatro donde mucha gente hacia cola para ver no se que obra de mierda, para que quede bien claro que lo nuestro era arte y no solo bardo de punkis borrachos se les pedía una ayudita diciéndoles que si tenían para la entrada del teatro también tenían para nuestra causa... A pesar de que poníamos mas énfasis en el show no pudimos juntar mas de 2$ que fueron invertidos tan sabiamente como los otros, que tanta historia... 
Debido a que ya estabamos entrando en el estado ideal se decidió nuevamente cambiar de escenario, dirigiéndonos a la "Meca del punk porteño" el obelisco! Ahí nos encontramos con mas gente a la que le gusto la idea y ya todos estiraban la pesuña para tocar los tamborcitos, había tanta "emoción" en el ambiente que alguien se corto la mano y comenzó a manchar con sangre los tambores, al darnos cuenta de eso el dueño del tambor decidió terminar con el show para mantener la integridad física del instrumento... la joda siguió, se iba sumando gente, y yo y los dos miembros originales de la orquesta nos retiramos porque esa noche teníamos que tocar en una fiesta con Acidös Pöpulares (motivo por el cual teníamos estos instrumentos encima, no se vayan a pensar que nos gusta andar armando jaleo por las calles) 
Acto III 
En el trayecto a la parada del colectivo, para ser más exactos en donde habíamos estado minutos antes, la entrada del Centro Cultural San Martín, había otro "artista" con su guitarra y sin pensarlo demasiado improvisamos nuevos temas, uno se debe a su publico, aunque esta vez pasamos in pena ni gloria, siguiendo hacia nos dirigíamos realmente, la parada del colectivo, no sé ni como se nos "engancharon" como 10 personas que querían ir a la fiesta, -Por mi veni, pero mira que no es mi fiesta capaz llegamos y los echan a todos - explicaba a los enganchados 
- Todo bien!, todo bien, vos deci donde es y listo, no te vamos a comprometer a vos... - decía uno que parecía ser el "líder natural" de la pandilla... por esas cosas del destino la pandilla desapareció sin siquiera despedirse, cosa que tampoco nos importo demasiado. Después de ser rechazados por un colectivero por llevar un vino, tomamos otro ómnibus donde por otra de esas cosas del destino nos encontramos con amigos que también iban a esa fiesta, el show siguió arriba del colectivo, solo que esta vez era tambor y canto, ignorados por todos menos por un borracho que pedía temas tres asientos mas adelante... llegamos a la fiesta, mas gente de la que esperábamos, ya superábamos el estado ideal, para entrar en la fisura paulatina, ácidös toco 2 o 3 temas de forma bastante decadente (no fue la vez que peor sonamos, siempre puede haber una peor... aparte no es la primera vez que tocamos en condiciones infrahumanas en cuanto a sonido y psíquicamente hablando, y ni hablar de algo ya característico en el grupo de que toque cualquiera menos los miembros originales, esta vez solo el baterista era un suplente), el recital se vio interrumpido por un combate entre una chica Rolling Stone y todo el que se le cruzase... pero eso ya es otra historia.





Ser mariachi vale madres



¿Qué onda culeros? Una nueva historia para El Punk & sus derivados, solo que esta vez sabe a chile, manito, Ay Ay Ay!... 
Después de una "tocada chida" en un pequeño bar en Leon (Estado de Leon/México), "la banda" punk extranjera (o sea, nosotr*s), la "banda chilanga" (del D.F.) y otros nos dirigimos a la casa de un amigo a dormir, veniamos de tour, viajando en distintos micros de un estado al otro, tocando con Terror y Miseria/ Sopa de Garrón (encima haciendo el "trabajo" doble ya que El Santa y yo tocábamos en ambas bandas!), durmiendo poco o nada, y asi estabamos... 
Resulto que al doblar una esquina nos cruzamos con unos cuantos Mariachis, que enseguida comenzaron a gritarnos cosas (se entiende, ya que no es comun ver tantos punks juntos por esa zona), cabe aclarar que gritaban de buena onda, nosotros por nuestra parte obviamente arrimamos porque nunca habiamos visto mariachis "originals" tan de cerca. 
Al ver que llevábamos instrumentos y que hablábamos con otro acento, los mariachis enseguida se prendieron y comenzaron a romper las bolas con un duelo de guitarras, ya venia con los dedos gastados de tanto tocar, asi que acepte ( total que perdia?) y uno de los mariachis, con el que supuestamente seria el duelo dijo:-Ni... (ni Si ni No!). 
Me alcanzaron una guitarra de buenísima calidad conservada impecablemente y comenze a tocar el ya clásico internacionalmente tema de Zaro "La Tuka" (Uruguay/Brasil/Argentina y ahora tambien en México saben de lo que hablo!!), el resto de la banda hacian los coros. 
Los mariachis, sin exagerar, se quedaron con la boca abierta, supongo que no esperaban mas que ladridos salir de la boca de alguien con imagen punk... pero no mis chavos, las apariencias engañan!. Al terminar le pase la guitarra al mariachi y el muy bastardo ya no queria tocar!!!, solo tiraba una o dos notas sueltas, amagando, encima nos pedia plata el descarado para tocarnos algun tema, sus compañeros (el resto de los mariachis) lo deliraban y lo incitaban a tocar, pero este se negaba cada vez mas (se hacia rogar, como dicen aca). Al ver que no queria tocar de ningun modo, nos fuimos mas que victoriosos ya que no todos los dias se le gana un duelo de guitarras a un mariachi. Ahora las preguntas que nos hicimos: el mariachi arrugo? Se sintio humillado antes de tiempo? Penso que ninguna de sus pinches canciones superaria a La tuka?- Nunca lo sabremos!, que se chingue el muy cabron!!!





Un policia secuestro a mi nena



Inmerso en la maldita telaraña del Poder Judicial Argentino, subiendo y bajando por los diferentes pisos, pasillos y oficinas del gigantesco y tenebroso edificio de los Tribunales, me encontraba esta vez tramitando el pasaporte. Como tenía una causa abierta (Usurpación y Daño), debía pedir permiso por escrito a un juez, luego sellarlo por no sé quién y autorizarlo por otros parásitos más. Demorando 3 meses en un trámite que dura solo 15 días. 
Mi supuesto delito fue entrar a una casa abandonada hace mas de 12 años, limpiarla un poco e intentar luego instalar un comedor, una biblioteca y un montón de proyectos más. Que duraron desde un domingo a las 6 de mañana, que fue cuando entramos a la casa, hasta el lunes tipo mediodía, que fue cuando nos echaron los cerdos (sin orden del juez). Un cerdo le decía al otro por su radio: "No manden más, (patrulleros), son casi todos menores...al parecer son de la onda punk", ... y demás estupideces típicas de los policías. En realidad todo esto no tiene nada que ver con el resto de la historia, pero sirve como introducción de alguna manera, ya que desde ese día me vi involucrado con la "Justicia" Argentina…y los siniestros personajes que uno se puede llegar a cruzar por esos lugares tan poco recomendables para visitar……… 
Estando en el Palacio de Tribunales (zona centro) me mandaron al otro edificio, que también funcionan como tribunales pero quedan atrás de Retiro (en realidad, no son muy lejos uno del otro, 30 cuadras de distancia como mucho, pero como hay que atravesar sí o sí toda la zona bancaria, lleno de autos y gente, uno puede llegar a tardar más tiempo viajando si va en auto o colectivo, que si va caminando…yo elegí el subte que siempre es mas rápido). Lamentablemente, ese día chocaron 2 trenes y hubo demoras de casi media hora, aguantando la paranoia de la gente que viajaba en el mismo vagón que yo, que se sentía dentro de una película de cine catástrofe, sólo porque el tren se frenó en medio de un túnel y no arrancaba. Saliendo por la estación Retiro, ya enfilando hacia mi destino, esquivaba toda clase de puestos callejeros y propuestas indecentes de sexo o drogas, ¡Y eso qué eran las 10 de la mañana! 
A menos de una cuadra del edificio en cuestión, vi una camioneta llena de Gendarmes, dentro y fuera de ella, había unos 6 o 7 de ellos (esto tampoco es muy extraño, ya que por ahí abundan estos bastardos), "la ley" y "la justicia" siempre van de la mano… Lo que me pareció extraño fue que (y lo que motivó a escribir esta historia), a medida que me iba acercando a los cerdos, sonaba una melodía que conocía, el famoso "The K.K.K. took my baby away" de los Ramones saliendo del stéreo de la camioneta de los gendarmes. En realidad no fue tan extraño porque la mayoría de las radios comerciales, alguna que otra vez, pasan Ramones. Pero lo que nunca imaginé fue que los policías estarían TODOS cantando "K.K.K." con caras de felicidad, haciendo los coritos, ¡Cómo si estuvieran en un recital! Encima me miraron como diciendo, " Eh! punky, no cantás?" 
Durante los 2 o 3 minutos que tardé en caminar esa cuadra, me invadieron diferentes sensaciones. Asombro, ya que nunca me hubiera esperado algo así de una banda de policías, quizás cada tanto aparece el policía que la va de bueno y te dice "yo fui punk antes, iba a ver a Violadores" o algo así…, pero 6 o 7 cantando a la vez, fue por demás insólito. 
Bronca, si bien Ramones nunca fue una banda que me guste demasiado, tampoco da que pase a ser música para policías. Luego me reí hacia adentro por lo insólita que fue la secuencia…




Un trago de agua no se le niega a nadie


Primero que nada quiero dejar en claro que no tengo nada contra el SxE, como opción personal, más allá de que algunos hechos del pasado pudieran decir lo contrario... En realidad, me molestan algunos individuos, sus actitudes, comentarios y amistades fascistas, pero de ahí, a generalizar a que todo SxE es un nazi, hay una distancia. De todas formas, esto no tiene nada que ver con la historia que leerán a continuación, solo para que se entienda, que el motivo de la discordia no fue su "etiqueta" (aunque el bastardo en cuestión diga no pertenecer a ningún movimiento), sino su comportamiento estúpido e innecesario... ( Te cabió el piedrazo, careta!!). Esta historia ocurrió hace bastante, supuestamente se publicaría en el Todo mal zine, este no salió más, o quizás ya no era "políticamente correcto" incluir algo tan estúpido como esta historia en sus páginas, quién sabe?.....Así que, para todos los que querían saber más sobre Ian Mackaye o lo que hizo en su visita por Bs.As., ahí les va! 
Una noche como tantas, en el centro de Bs.As., a pocas cuadras del obelisco, tocaban los famosos FUGAZI, algunos punks habían redactado un panfleto de boicot a este recital, los motivos eran, entre otros: que el local donde tocaban (Superclub) estaba manejado por ex-nazi skins, los gorilas de seguridad también lo eran y todo olía a cualquier cosa menos a la escena "D.I.Y.", en la cual muchos medios meten a FUGAZI. 
El precio de la entrada superaba 3 veces los 5 u$s, que los propios FUGAZI habían puesto como precio máximo en sus shows. 
Minutos antes de comenzar con su show, algunos se cruzaron al Ian Mackaye en el kiosko de la vuelta, lo encararon pacíficamente diciéndole: -¿Sabías que este local esta manejado por nazis? 
Si bien era muy probable que no lo supiera hasta ese momento, en vez de asombrarse, respondió coléricamente: -¿Qué? ¿Acá torturan y matan gente acaso? (o mejor dicho, "pendejos no me vengan a decir lo que no quiero escuchar..."
Luego le preguntaron: - ¿Uds. no habían dicho que nunca tocarían con un precio de entrada superior a los 5 u$s y ahora cuesta el triple? 
Nuevamente se hizo el desentendido diciendo: - No sé, no sé, eso es solamente en Washington, cuando salimos de gira no nos preocupamos por eso... (Que cada lector/a saque sus propias conclusiones). 
El show obviamante comenzó, mucha gente que recibía el panfleto lo leía y luego lo tiraba en nuestras narices, otr*s lo guardaban en sus bolsillos, pero seguían entrando como, "si de vacas dirigiéndose al matadero se tratara". Una vez que entraron tod*s l*s interesad*s en ver y escuchar a FUGAZI con su horrible música, los gorilas de la puerta nos fueron moviendo hasta la esquina. Sin tener nada mejor para hacer y sin decepcionarnos por el fracaso del boicot, seguimos en esa misma esquina el resto de la noche bebiendo unos vinos, cervezas o lo que pintó. Enseguida se formó lo que podríamos llamar la "solidaridad etílika", o el momento en el que se concentran un montón de personas que se conocen poco o nada entre sí, pero tod*s coinciden en seguir bebiendo. 
Así fueron pasando las horas, el show terminó, salió toda la gente y nadie quedaba ya en esa esquina, salvo yo y uno más que estaba conmigo. El vino barato produce esa sensación de deshidratación interna, la visión se empieza a nublar, la boca se empieza a secar... frente a mí, como si de un espejismo se tratase, vi a un flaco de rulitos abrazando 4 botellas de agua mineral de 2 litros... 
"Eh! Eh! ¿Me das un trago?", pregunté amablemente. Al ver que no me escuchó, o simplemente prefirió ignorarme, le dije: "Eh!, che!, hacete cargo!", ya levantándole el tonito, pero manteniendo la calma. "Orgrh!, orgh!", escuché un ruido que imitaba mi llamado, pero burlándose... éste sin detenerse, cruzó la calle, dejándome con mi sed y mi odio creciendo segundo a segundo. 
"Eh!, hacete cargo!", repetí ya con bronca. "Orgh, orgh!", me repetía mientras se alejaba. Cuando pasaba por debajo del techito de una tienda, sin intención de acertarle, pero sí de hacerle un llamado de atención, le arrojé una piedra, pretendiendo que caiga sobre el techito y que el ruido lo alarmara, pero... ¡Le dí en medio de la espalda!. 
El rulito cruzó con la piedra en la mano y comenzó a decir toda clase de insultos. Yo todavía sin darme cuenta que el cascoteado era el mismísimo Ian Mackaye, le digo, "¿Qué decís, salame? ¡Hablá castellano!". 
"¡Fuck you, fuck you!"(haciéndome el gesto con las manos y todo...) "¡Tomátelas payaso! ¡Yo te pedí un poco de agua nada más!", le contesté. Instantáneamente me vi rodeado por un montón de yankys con cara de nerds y que me insultaban en inglés. ¡¡Los internacionalmente conocidos FUGAZI reunidos para insultar a un punk del culo del mundo!! Algunos grupies locales también se hicieron presentes, y ya en ambos idiomas, me insultaban y decían lo desubicado que fui al tirarle una piedra al intachable Ian... "¿Y uds. que saltan manga de giles?", repetía yo, intentando que alguno se sienta ofendido y pretenda recibir en su cara el odio acumulado en esos pocos segundos. Nadie se hizo cargo y cruzaron la calle los FUGAZI y los grupies. Como si de un mal chiste se tratara decían, "¿Water? ¿Water?", mientras vaciaban las botellas de agua al piso..... Evidentemente a Washington no llegó la frase "Un trago de agua no se le niega a nadie"



El legado de Ricky



Domingo por la noche en San Telmo/Bs.As., como era costumbre en aquellos años, shows de Hc Punk en Zona Cyborg (inestable sotano sin ventilacion, penetrante olor a humedad, baños repulsivos, aire repleto de tierra, drogas/alcohol, cascadas de meo cayendo por las escaleras!, todo un ecosistema ideal para engendrar bandas hoy legendarias dentro del HC y punk latino como D.A.J., NO Demuestra Interes, Minoria Activa u otras que ya existian pero tambien desfilaron en ese movedizo escenario de ladrillos huecos y maderas quebradas como 2 Minutos, I.D.S., y la lista seria interminable.). Agnostic Front visitaba por primera vez Argentina y no podian dejar de pasar por este lugar al que muchos llamaron el "CBGB Porteño", dando un show en avanzado estado de ebriedad, para sorpresa de los pocos presentes con V. Stigma a la voz incitando a la union de las tribus - United Strong, Blacks & whites, United Strong, Punks & skins...Como vivia a no mas de 15 cuadras, a la hora de manguear una guitarra era el primero al que llamaban. Entrando con mi guitarra en mano entremezclado con los A. Front, y toda la farandula del Bs.As. Hardcore en su epoca de oro, en medio de la escalera, entre las tinieblas, un petiso pelilargo con los brazos abiertos intentaba abrazar al primero que le pase cerca - UELL-COME! AGNOSTI FRON!, decia con su cara de "mas feliz que la mierda"... -(?!, realmente asombrado) -Yo soy Argentino.// Instantaneamente nuestro anfitrion cambio la expresion en su rostro respondiendo con un rotundo: -Anda la concha tu madre!!!.. Ricardo Espinoza (q.e.p.d.), mas conocido como Riki de Flema, recibia a la banda desilucionandose automaticamente al ver que no todos los que ingrasaban al local eran yankees o extranjeros o quien sabe que esperaba. Al rato, ya cada cual en lo suyo, se nos acerca con un vaso de litro lleno de cerveza en señal de reconciliacion y dice- Tomen chicos, la cerveza es lo que une a la juventud Argentina! (fue algo asi como un comercial de Cerveza en version punkrock, pero en vez de chicas en bikini, punks desdentados y borrachos). 

EPISODIO II 
NO lo vivi en carne propia, pero la fuente es de confianza y no tiene ninguna necesidad de inventar esta historia o de desprestigiarlo, ya que nunca tuvo ningun vinculo con el ni le interesa lo que haya hecho Riky de su vida. Sala de ensayo El Mulato, frontera entre La Boca y Barracas, frente al local de la F.O.R.A., no sonaba bien, era extremadamente chica pero el dueño era buena onda y costaba la mitad que cualquier otra sala, aparte estaba estrategicamente ubicada. Superuva, Olor a Pata, 2 Minutos, D.A.J., No Demuestra Interes, B.O.D., Massacre en el autocine, Harinos de Maiz, Mayhem y otros tantos pasaron por esta sala. No se si Flema ensayo ese dia, la cuestion es que Riky estaba ahi metido con una chica a la que acababa de conocer... Rulo (dueño de la sala) abre la puerta y le pregunta- Todo bien? // -Mmmmm si, mas o menos... // - Que paso? pregunta Rulo desconcertado // - Nada, nada, no tenes un calzoncillo para prestarme? // -¿¡QUE!??, mas desconcertado todavia Rulo ante extraña respuesta // -Si, si me cague!, me cague encima, prestame algun calzon....-Bueno a ver veni vamos a buscar uno, decia Rulo (N. del E.: No se que paso por la cabeza de Rulo al momento de prestarle un calzoncillo, abierto a la imaginacion de quien lee esta historia). Fuera de la Sala, donde la chica ya no escuchaba... Riky dice para Rulo-No, era una joda! no me cague! en realidad queria pedirte 1$ pero me daba verguenza que la mina se entere.