Posted by Niko Ramone | File under :

La trasnoche del 5 de octubre de 1995, en plena fiebre ramonera (aquellos seis shows con Obras lleno), Joey Ramone estuvo en los estudios de la FM Rock & Pop y fue entrevistado por el Ruso Verea y Alejandro Nagy. Joey estaba como en casa e incluso se había preocupado por seleccionar música para pasar durante el programa. He aquí un fragmento del sabroso diálogo de aquella madrugada, en ese clima de distensión.


+–Este es un año especial para los Ramones, porque es el corolario para una carrera exitosa... 
–Para mí, ha sido de giras, giras y giras. Pero también ha sido muy gratificante, los shows salieron muy bien. Es un poco difícil pensar en el final, uno tiene sentimientos mezclados, pero al menos esto termina acá. 
–¿Cómo están hoy las relaciones en el seno de Ramones? 
–Siempre hay tensión, siempre la ha habido. Creo que eso es lo que mantiene intensa la música. Pero, no sé, son cosas que pasan y ya estamos acostumbrados. En realidad, podría decir que nos estamos llevando bastante decentemente... (risas). 
–Vos nunca paraste, porque además de la intensa actividad con los Ramones siempre hiciste cosas en paralelo. ¿Eso fue mirar un poco más lejos y pensar en el día en que la banda ya no estuviera? 
–No, sucede que muchas veces me inspiro para hacer cosas. A veces me convierto en mi peor enemigo, porque puedo estar exhausto, pero algo me dispara a hacer un proyecto y allá voy. Existe algo dentro de mí que me empuja a hacer estas cosas. Creo que es el demonio (risas). 
–Este año tienen programadas giras con Pearl Jam y White Zombie. ¿Traspasaron la barrera del punk? 
–Definitivamente, ahora la cosa es más abierta. Cuando empezamos, había muchas divisiones y el que escuchaba metal odiaba a los punks. Hoy todo se ha mezclado: White Zombie es como punk metal. Ellos han transitado un camino que antes era inaceptable. Lo mejor es que las bandas son fans de los Ramones y entonces quieren que estemos. En el caso de Pearl Jam, ellos nos pidieron personalmente que hiciéramos cuatro shows con ellos. Y es bárbaro, muy divertido. Nunca nos gustaron las divisiones y esto nos permite tocar frente a públicos más amplios y más jóvenes. 
–Hoy existe una repercusión mundial del punk, con grupos con un toque pop como The Offspring y Green Day. ¿Qué tienen esas bandas para lograr semejante explosión? 
–Es simplemente que son las bandas nuevas, las jóvenes. Hay un nuevo público para estos grupos, formado por chicos jóvenes que no habían nacido hace veinte años. Este es su tiempo y ésta es la música para su tiempo. Es excitante que sea punk rock, porque la cosa va por ciclos y nunca sabés qué vendrá después. Bien podríamos volver a la música disco o algo así... (risas). Es bueno que existan bandas buenas como Green Day, Hole, Rancid, Offspring o Soundgarden, porque también siempre habrá bandas mediocres. 
–¿Ustedes tuvieron problemas de censura con el video de “Psychotherapy”? 
–Sí, lo censuró MTV. Le sacaron algunas de las mejores partes y después ni siquiera lo pasaron. El video fue calificado de ofensivo, pero más tarde ganó un premio al valor artístico. Por supuesto, la idea sí funcionó cuando Green Day nos la robó. 
–Justamente, iba a preguntarte cómo te sentís cuando ves el video de Green Day en el que también están en un hospicio y todo eso. 
–Bueno, al principio estaba enojado, pero después me encontré con Billy Joe y me dijo que era un gran fan de los Ramones. Así que me siento un poco mal. Quiero decir, no me siento tan mal, sólo un poquito (risas). 
–Es muy acertado lo que decís de que hay un público nuevo para bandas como Green Day. Pero acá no pasa eso, cada vez hay más adolescentes locos por los Ramones. 
–Eso es bueno. 
–¿Será que acá se dieron cuenta dónde está lo original? 
–Sí, es así. Y eso me hace sentir bien. 
–Vamos a algunas preguntas de la gente. ¿Creés que bandas como Green Day y Offspring le sacaron la rebeldía al punk? 
–Creo que algunas de las bandas tienen ese filo, como Courtney Love, Green Day y Rancid. La naturaleza rebelde es parte de ellos, no es un disfraz. 
–¿Qué significan los dinosaurios de la tapa de Adiós amigos? 
–Un amigo nuestro es artista e hizo este dibujo, pero lo deformamos agregándole los sombreros. Lo hicimos porque nos gustan los dinosaurios, son buenas mascotas (risas). 
–¿Ah, sí? ¿En Estados Unidos da suerte tener un dinosaurio en casa? 
–Supongo que sí, pero depende de la altura del cielorraso de tu casa. 
–¿Qué bandas argentinas te gustaron más? 
–Bueno, no escuché muchas, pero me gustaron Attaque 77 y Bien Desocupados. 
–Después de la separación de Ramones, ¿armarás otra banda o serás solista? 
Tengo un proyecto paralelo llamado The Resistants, pero planeo hacer cosas muy diferentes. 
–¿Marky formará parte de alguno de esos proyectos? 
–Sí, ya le pregunté si querría tocar la batería conmigo. El tiene un proyecto paralelo llamado The Intruders, que suena muy bien. CJ tiene su banda Los Gusanos, que me gustan mucho. 
–CJ ha crecido mucho como músico estando con los Ramones. 
–Oh, sí, ha recibido una buena educación estando a nuestro lado. Y ahora es una estrella de rock (risas). 
–Dentro de los proyectos que manejás para el futuro, ¿está el cine? 
–No sé, hasta ahora no me llamó Quentin Tarantino. 
–¿Tenés planeado qué harás el año próximo? 
–No (risas). Me quiero tomar un tiempo libre, pero sé qué cosas quiero hacer: grabar y abrir un club multimedia en Nueva York. No sé, simplemente necesito tomarme un tiempo libre, porque nunca lo tuve en estos veintiún años de carrera. Creo que todo caerá por su propio peso.