Posted by Niko Ramone | File under :
PRIMERO. El disco que marcó el camino.

En noviembre de 1983 salió a la venta el primer trabajo de la banda. En diciembre, con la llegada de la democracia, comenzó la difusión de las canciones por las radios. 
Los Violadores fue el primer nervio punk en la Argentina. El grupo se formó bajo la idea de Pedro Braun (Hari-B), quien conoció este género durante una de sus vacaciones en Europa. Luego de visitar a su familia en Polonia, pasó unos días por Londres y se encontró con esta nueva música.
En su regreso al país le dio vida a Los Testículos junto a Sergio Gramática en batería pero al poco tiempo cambio el nombre por Los Violadores. La banda la completaron Stuka en bajo (con la salida de Hari se ocuparía de la guitarra) y Pil Trafa en voz. También se sumaría en el bajo Robert "El Polaco" Zelazek y Stuka se ocuparía de la guitarra.
violadores2.jpg
Los primeros pasos del grupo fueron en 1981 en pequeños locales y marginados de los medios de difusión. “En ese entonces, para ellos, adoptar la estética y la ideología punk fue una manifestación consecuente de dolor. Dolor provocado por la asfixia de una cotidianeidad gris y opresiva…En el marco de un país subdesarrollado y carente de una situación de derecho, la actitud punk adquiría una nueva dimensión”, destacó la revista Pelo en noviembre de 1985.
Las letras de la banda tomaron un rol importante. “Si las canciones sirven como testimonio en tanto exponen hechos que ocurren en una época determinada,las letras adquieren primera importancia dentro del trabajo de creación del músico que las compone. El valor testimonial se funda ante todo en la autenticidad, que adquiere mayores dimensiones si tiene la espontaneidad como origen”, señaló Nadja en su obra Las letras del rock nacional.
violadores208.jpg
Artículo de la revista Pelo, septiembre de 1983
El 17 de julio de 1981, el grupo se presentó en la Universidad de Belgrano. No fue un show más: terminó con los músicos y parte del público en la cárcel. Muchos toman esta fecha como el nacimiento del punk en la Argentina.
“Nos dieron la fecha y la Universidad pegó los afiches y nos anunciaban como Los Voladores. Recuerdo que iba y le agregaba la ‘i’. Había un poco de violencia dando vuelta. Gente que decía que iban a matar a los punks, lo de siempre. Se empezaron a pelear, hubo trompadas y nos tiraron de todo como sillas. Yo las devolvía al público. Te desafiaban a bajar y a pelear. Si el artista está en el escenario y es por algo. Estoy contento de lo que pasó en ese show, en plena dictadura me atreví a desafiar con las canciones”, destacó a La Viola Web Pil Trafa, cantante de Los Violadores.
voladores.jpg
Artículo de la revista Pelo, Julio 1982.
Durante la Guerra de Malvinas, el grupo ingresó al estudio para darle vida a su primer material. El productor fue Michel Peyronel, baterista de Riff“Se grabó entre mayo y junio de 1982. Las voces se retocaron en octubre. No hubo muchos arreglos. Michel nos vio que nos queríamos llevar el mundo por delante, teníamos mucha bronca por la situación que se vivía así que decidió no cambiar nada. Tocamos unas sillas metálicas en un tema y cambió algunas cosas en ‘Mujeres vengan a mí’. Era un estudio con una consola de ocho canales así que teníamos que comprimir mucho. Llegué a doblar las voces”, recordó el cantante.
violadores209.jpg
Artículo revista Pelo, abril de 1982. Cobertura del Festival en Estudiantes, cancha de Estudiantes de Buenos Aires.
Ese material cuenta con el tema “Represión” que marcó la primera etapa de Los Violadores. La canción guarda una curiosa anécdota: la primera vez que sonó Andrés Calamaro se encargó de la batería. “En mayo u abril de 1981 teníamos que tocar y Sergio Gramática llegó tarde. Calamaro estaba en el lugar y nos dijo que se animaba a tocar”.
Ese primer disco homónimo tuvo un largo recorrido antes de llegar a las bateas. Los sellos discográficos no lo querían publicar por el contenido de las letras. En 1982 sonó el cover de "El extraño del pelo largo" (La Joven Guardia), en un programa de radio. A fines de noviembre de 1983 salió a la luz y de a poco comenzó a sonar. “La primera vez que lo tuve en las manos no lo podía creer. Lo escuché toda una noche, cuatro o cinco horas, recuerdo que me levantaba y daba vuelta de lado el disco”, contó Pil Trafa.
violadores3.jpg
El cantante reconoció que tenía un ejemplar en vinilo, pero se lo regaló a un amigo. Suele escuchar algunas de esas canciones en las redes sociales. Fue el puntapié inicial del punk argentino, el primer grito de cambio.

Tags relacionados

Fuente: TN